La primera plaza o puesto de empleo en el nuevo mundo fue gracias a la afición gallística.

0
251

La primera plaza o puesto  de empleo en el nuevo mundo fue gracias a la afición gallística.

Por: José Batista

A la llegada de los españoles al nuevo mundo trajo consigo mucha cosas que malas también trajeron cosas buenas, y una de esas cosas buena fueron los gallos de peleas.

En el segundo viaje de Cristóbal Colon, los españoles trajeron consigo no solo los primeros ejemplares de ganado vacuno si no que también trajeron el gallo combatiente español, fue así,  como inicio el deporte del pico y las espuelas en América.

Esto llego a convertirse en la primera plaza de empleo o por lo menos creo la primera oportunidad de trabajo para un nativo de las tierras descubierta.

Según cuentan algunos historiadores a su llegada a la española el que más tarde se convirtiera en el gobernador de Cuba, Don Diego Velázquez, tenía entre sus esclavo al joven Enriquillo, que era la persona que daba de comer a los gallo de diego Velázquez.

De ser así Enriquillo fue el primer trabero de América y el primer empleado de un europeo en América, o sea que sería la primera fuente de empleo.

Con el transcurrir de los años y como en sus inicios las pelea de gallo, era y en alguna caso sigue siendo el  pasatiempo de los rico y el modo de subsistencia de los pobres, eso quiere decir que eliminando las jugada de gallos se estaría eliminando una fuente de empleo muy importante en los países donde se practica.

Se han puesto a penar quienes se oponen a la práctica de este deporte, ¿Dónde irían a parar esas personas cuya forma de ganarse el sustento de sus hijos los hacen en las gallerías y en los lugares donde se practica este deporte?, de seguro que no, pues sepan que el cierre de las galleras conllevaría a crear una crisis de empleo en todos los países que fueron colonizado por los españoles.

La muestra de la fuerza de esta industria, a sido demostrada en Puerto Rico, en Perú, en Ecuador y otros países, pero quienes están detrás de la prohibición de las peleas de gallos no le importa saber donde conseguirían esa familias los recursos que necesitan para subsistir.

Digamos todos a una misma Voz, ¡No a la prohibición de las peleas de gallos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here